El diseñador gráfico: componiendo el mensaje de tu negocio

Ante la necesidad de comunicar un mensaje, ¿cómo lo haría?
Podría comunicarlo a través de un megáfono, pregonándolo por las calles de su ciudad. También podría anunciarse a través de la radio. En estos casos, estaría utilizando la comunicación verbal para la transmisión de dicho mensaje. Pero, ¿y si decidiese hacerlo mediante un folleto, un catálogo, un flyer, un cartel o cualquier otro medio impreso? En este caso estaría utilizando un tipo de comunicación visual llamada diseño gráfico.

El diseño gráfico es la disciplina que consiste en proyectar comunicaciones visuales destinadas a satisfacer la comunicación entre el emisor y el receptor, a través de un mensaje coherente, bien estructurado, claro y directo, además de ser atractivo para el destinatario.

El mensaje del diseñador está al servicio de las necesidades expresadas por el cliente: el sujeto tiene que comunicar una idea, pero ésta, para que cumpla su cometido y llega de una manera óptima al público, es decir, al receptor, ha de satisfacer múltiples funciones:

  1. Debe ser capaz de clasificar y diferenciar un producto, una marca empresa u organización de su competencia directa.
  2. Informar y comunicar de una manera clara, directa y sencilla, adoptando los elementos y el lenguaje correcto en función del receptor del mensaje.
  3. Afecta a nuestro estado de ánimo interviniendo a través de la imagen, que nos ayuda a formar una idea del mundo que nos rodea, pretendiendo captar la atención del receptor e imponer nuestro mensaje (o al menos, hacer que se recuerde).

Así el diseñador gráfico, ha de poner en práctica su sentido común para poner en valor el mensaje, discriminar lo superfluo de lo realmente importante, y crear la diferencia, ya que la empresa, el producto o el evento deben ser fácilmente reconocibles y únicos, reconociendo como singulares y especiales entre miles diferentes.

El diseño gráfico ha de satisfacer múltiples funciones, entre ellas: clasificar y diferencias; informar y comunicar y emocionar, siendo, además, funcional y estético.

A fin de transmitir un mensaje, las principales herramientas del diseñador gráfico para comunicar son la tipografía y la imagen.De esta manera, podríamos diferenciar tres maneras de hacer llegar un mensaje:

  • A través de un diseño básicamente tipográfico, es decir, basado en texto. Mediante una composición estética y funcional el mensaje se transmite utilizando las palabras.
  • Mediante la imagen. En este caso se utilizan principalmente las imágenes, ilustraciones y fotografías.
  • Diseño Mixto. Es el más común y utilizado. A través de la conjunción armoniosa de las imágenes, ilustraciones, fotografías y textos se satisface la necesidad de transmitir el mensaje de una entidad o empresa.
Esquema de posibles composiciones gráficas para transmitir un mensaje.

Es evidente que, para la perfecta legibilidad y el éxito del mensaje será necesario hacer gala de unas aptitudes que van más allá de lo meramente estético. William Addison, quien acuñó el término “diseñador gráfico” en 1922, declaró: “El deber básico de cada diseñador que trabaje con el papel, es la presentación clara del mensaje: resaltar los enunciados importantes y colocar los elementos secundarios de forma que no sean desestimados por el lector. Ello requiere de un ejercicio de sentido común  y de una capacidad de análisis más que de unas habilidades artísticas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *